Belarús: Un llamado al respeto, la verdad y la paz

0
36

(Minsk, Belarús) Las acciones de protesta en Belarús en relación con las elecciones presidenciales llevan ya más de una semana. En opinión de la mayoría de la sociedad, las elecciones fueron fraudulentas. La gente empezó a organizar marchas pacíficas. No obstante, en los primeros días después de las elecciones se produjeron fuertes enfrentamientos entre unidades especiales de la policía y los manifestantes. Varios miles de personas fueron detenidas, varios centenares se encuentran actualmente en hospitales con heridas graves, unas 80 personas han desaparecido (no se sabe qué les sucedió ni dónde se encuentran).

El domingo pasado, Minsk celebró una manifestación en apoyo del Presidente en ejercicio (65.000 participantes según los medios de comunicación oficiales). Según los informes de algunos participantes, hubo casos de intimidación y coacción para participar en el evento. Unas horas más tarde, tuvo lugar una contrarreunión de opositores al régimen actual, en la que participaron unas 200.000 personas en una aproximación bastante fuerte. Posteriormente apareció en Internet un vídeo del lugar de la manifestación, en el que ya se podía ver la basura ordenada y empaquetada en bolsas. Para mí, era una representación del espíritu de la nación – aunque el pueblo se opone, se manifiesta, lo hace por preocupación por el bien del país, su hogar y sus familias. Esas manifestaciones espontáneas también tuvieron lugar en muchas otras ciudades de Belarús. Puede que no fueran tan numerosas como en la capital, pero no obstante, fueron un gran número de personas que ya no pueden mirar con indiferencia cómo nuestro país se va a derrumbar.

Sacerdotes de varias confesiones religiosas junto con el pueblo w procesji en las calles de Minsk (foto: charter97.org)

Las protestas pacíficas también son apoyadas por la Iglesia Católica. Los pastores deben estar con sus ovejas. Aunque no hay una posición clara de la cabeza de la Iglesia Ortodoxa, muchos sacerdotes apoyan a los manifestantes. Hace unos días, Minsk organizó una procesión para detener el derramamiento de sangre, la justicia y la paz, en la que participaron representantes de varias denominaciones cristianas. Muchas iglesias rezan y adoran por la intención de la patria.

La Cruz Roja ayuda a los afectados (foto del autor)

Por iniciativa del Pastor, el domingo pasado, se realizó una contribución para las víctimas de enfrentamientos violentos con la policía en nuestra parroquia de Nuestra Señora de Loreto en Minsk. La contribución fue entregada a la Cruz Roja. Es la única organización que tiene acceso a estas víctimas. Aunque nuestra parroquia es pequeña y joven, quiere hacer al menos una contribución para ayudar a los necesitados. Como los últimos días muestran, hay muchas personas de buena voluntad. Ayudan, de la manera que uno puede. De esta manera, quieren contribuir a la llamada del pueblo para un mejor futuro de su amada patria.
Saludo a todos los que lean este relato y les pido una oración por la intención de Belarús, por una solución pacífica de este conflicto de poder y nación.

O. Victor Bochan C.Ss.R.