El Papa: El diablo quiere destruir la Iglesia por envidia con el poder y el dinero

0
29

En la misa de Santa Marta, Francisco recuerda la memoria de Santa Luisa de Marillac y reza por las religiosas vicentinas que ayudan al Papa y por quienes viven en la Casa Santa Marta. En su homilía dijo que el Espíritu Santo hace crecer a la Iglesia, pero por otro lado está el espíritu maligno que trata de destruirla: es la envidia del diablo que utiliza el poder mundano y el dinero para este fin. En cambio, la confianza del cristiano es en Jesucristo y en el Espíritu Santo.