Guerrero: El 2020 fue un año difícil, pero mejor de lo esperado

0
20

El Prefecto de la Secretaría para la Economía explica el balance consolidado de la Santa Sede en el año de la pandemia: el déficit es de 66,3 millones de euros, pero se ha recurrido al Óbolo en menor medida que en años anteriores para apoyar los gastos relacionados con la misión. Aumentaron las contribuciones a las iglesias más necesitadas.