Noticias del Juniorado – Marzo 2013

0
807

Juniorado5El domingo 10 de febrero, para gloria de Dios y alegría nuestra, un grupo de juniores procedentes de las (vice)provincias de América Central (Abimael, Roberto y Ulises de Honduras, Alejandro y  Cristian de Costa Rica, Andrés y Ernesto de Guatemala, Hairo de El Salvador, Roger y Oscar de Nicaragua), México (Alfredo y Gerardo) y Caracas (Yorman y Ender), junto con el equipo formador (P. Henry de Costa Rica, P. Mario de El Salvador y H. Víctor de Panamá) nos integramos a una de las más bonitas e importantes experiencias (dado que se trata nada más y nada menos que de la formación, es decir del futuro de la congregación) de la restructuración: la colaboración interprovincial en la formación de los estudiantes de teología.

Esta experiencia ya había iniciado el año 2011, pero este año se enriquece con la llegada de nuestros jóvenes hermanos provenientes del noviciado en Colombia (Ulises, Alejandro, Cristian, Ernesto, Hairo y Oscar), del año de pastoral en Cuba ( Cristian y Roger) y de un año de experiencia  en Trojes, Honduras (Andrés). Todos llegamos con la mente abierta y la voluntad dispuesta para vivir, trabajar y compartir en comunidad, para enriquecernos con las distintas culturas de nuestra amada América Latina y formarnos en un espíritu misionero universal. La alegría y el compañerismo han inundado el ambiente de nuestro juniorado y han marcado el ritmo de nuestra convivencia comunitaria.

Junirado3Esto es algo que sin duda tenemos que agradecer a nuestra experiencia de noviciado. Personalmente, recuerdo que en las primeras semanas, de novicios, siempre había ciertos recelos hacia el hermano de otro país, hacia su manera de actuar y de pensar. Pero, bendito sea Dios, muchas aristas han sido limadas. En verdad, el campo está mejor roturado para el cultivo de la reestructuración.

Es verdad que estamos comenzando, y los eternos pesimistas dirán que sólo es la luna de miel. No sé si en la vida religiosa exista algo así como la luna de miel, eso se lo dejo a los románticos, yo soy realista y la realidad es que el camino de la vida religiosa es el camino de la cruz. Esta es una comunidad de personas de carne y huesos y las personas de carne y huesos tenemos problemas, crisis y desalientos. Si estamos en comunidad es para, en comunidad, enfrentar y superar nuestras propias debilidades, única manera de ser testimonio del Evangelio.

Juniores2En otro orden de ideas, quisiera contarles que este año acompañaremos  nuestros estudios teológicos con cursos de idiomas (inglés, latín, griego y hebreo) y algunos hermanos (Ender, Yorman y Andrés) empezarán a dar clases en las escuelas de teología pastoral de la UCA. En el plano apostólico no solo haremos nuestra pastoral ordinaria en la parroquia Perpetuo Socorro, sino que un grupo de hermanos irán los fines de semana a la Parroquia San Rafael de Chalatenango. Entre las diversas misiones que tendremos a lo largo y ancho del territorio centroamericano hay una que pasará a la historia: la primera misión redentorista en Belice a realizarse en Semana Santa, a la cual irán tres de nuestros juniores: Cristian, Yorman y Abimael. Dios les bendiga en esa hermosa labor de hacer que cada día los redentoristas lleguemos más lejos anunciando el Evangelio.

Quisiera contarles muchas cosas más, pero falta espacio y sobran las palabras. En vísperas de nuestro primer retiro les pido que nos acompañen con sus oraciones. Ella es la mejor prueba de la amistad y del aprecio que nos tienen. Qué mejor regalo que recordar el nombre del amigo cuando se está en presencia del amado. A los jovencitos y jovencitas, y a los no tantos también, que están leyendo estás líneas les digo: si quieres servir a tus hermanos y seguir el Evangelio, ven con nosotros y hazte misionero.

H. Ender Belandria. Estudiante del segundo año de teología (Vice provincia de Caracas)

Juniorado4