Renacer. Una canción desde la primera línea

0
38

En marzo, Panamá decretó la cuarentena por el Covid-19. Los novicios jesuitas fueron enviados a tres hogares de niños y ancianos, coordinados por las Hijas de la Caridad y las Misioneras de la Caridad. “Fui por la guitarra, y en mi cuaderno comencé a escribir: Se apagaron los motores, callaron las avenidas… Las notas, las letras, la armonía aparecían con naturalidad. No dudé entonces que era cosa de Dios”. Testimonio del novicio Antonio Aguilera.