Saludos festivos por P. Michael Brehl con motivo de la fiesta de la Madre del Perpetuo Socorro

0
34

Hermanos y Hermanas, laicos asociados y amigos, les deseo muchas bendiciones durante esta novena y celebración de la Fiesta de Nuestra Madre del Perpetuo Socorro.

Mientras celebraremos Su Fiesta, el domingo 27, ante el icono original, confiaré todas sus intenciones a su cuidado y custodia, pues ella es verdaderamente nuestro Perpetuo Socorro.

Así como ella toma las pequeñas manos del Redentor entre las suyas, yo pondré también en sus manos a la Congregación, a la Familia Redentorista en general y a todas las comunidades y a todos ustedes.

En nombre del Gobierno General, quisiera expresar nuestra gratitud a todos ustedes -cohermanos, Hermanas y laicos asociados- que han participado en las cuatro sesiones de preparación de nuestro Capítulo General. Sus reflexiones y aportaciones enriquecerán nuestra reflexión y discernimiento como Congregación. Les invitaré, más adelante, a continuar esta reflexión con nosotros en los próximos pasos y preparativos. Gracias. Que Dios les bendiga por sus generosas y honestas reflexiones.

María, Nuestra Madre del Perpetuo Socorro, recibió su misión del Redentor cuando estaba al pie de la cruz. Ella es verdaderamente nuestra madre, y su misión es acompañar a cada hija e hijo de Dios a lo largo de la vida con amor, cariño y mucha ternura. Que, como Juan, el discípulo amado, la acojamos en nuestras casas y en nuestros corazones.

Que Dios todopoderoso les bendiga por tantas oraciones a través de Nuestra Madre del Perpetuo Socorro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

P. Michael Brehl, CSsR.

Superior General