Unión Nacional de Ex-Seminaristas Redentoristas y el Encuentro en Sacramento-MG en Modalidad Virtual en el Brasil

0
9

La UNESER (Unión Nacional de Ex-Seminaristas Redentoristas) realiza y apoya los ERESER’s (Encuentros Regionales de Ex-Seminaristas Redentoristas) en varios estados del Brasil y hasta en el Paraguay, y el ENESER (Encuentro Nacional) en Aparecida, SP, en el mes de julio.

En los días 24, 25 e 26 de abril de 2020, se realizaría un Encuentro más de los ex-seminaristas que estudiaron en el Seminario Santísimo Redentor, en la ciudad de Sacramento, Estado de Minas Gerais.

El Equipo Organizador de este ERESER Sacramento analizó la actual situación causada por la Pandemia Covid 19, considerando junto con el Directorio cuál sería la determinación más adecuada a seguir. Con mucha tranquilidad y transparencia, y considerando la prudencia, la cooperación con el necesario aislamiento social, el respeto a la  vida, don supremo y más valioso, la solidaridad a los esfuerzos colectivos en la lucha contra el Covid 19, el  Equipo Organizador optó por diferir este encuentro.

Como sucede anualmente, había una gran expectativa por la realización del Encuentro. La UNESER realiza su encuentro anual en julio en Aparecida e incentiva y anima a realización de los Encuentros Regionales en varias localidades del Brasil.

Y porque la UNESER valoriza mucho esos encuentros, tanto el encuentro nacional como los regionales. Básicamente los objetivos se orientan: a) revivir los buenos tiempos del seminario, con festividad y alegría; b) evaluar cómo está nuestra relación con Dios de la Vida, por medio de reflexiones y oraciones; c) mirar el futuro, analizando cómo encarnar e vivir el carisma redentorista heredado por Alfonso de Liborio, de llevar la copiosa redención, principalmente a los más pobres y abandonados.

Se puede observar todo esto en todos los encuentros realizados: por fiesta de confraternización, por la alegre convivencia, por el reencuentro con antiguos amigos del seminario, por la recordación de los hechos vivenciados, por los momentos de oración, por la reflexión sobre o carisma redentorista e su vivencia en los días actuales.

No fue posible realizar este ERESER de 2020 en Sacramento, que ocurriría en otra oportunidad. Aún sin el encuentro presencial, sucedió una intensa intercomunicación entre las personas que participarían del encuentro presencial. Esa maravillosa experiencia se caracterizó por el uso de los recursos técnicos de internet y da las aplicaciones diversas empleadas en las redes sociales de relacionamiento, con intercambio de mensajes, rondas de conversaciones, videoconferencia, vídeos y textos, así como envío de imágenes.

Durante esos tres días en los cuales ocurriría el  Encuentro de Sacramento, los padres que fueron formadores allí y los que se consagraron o se tornaron diocesanos, ex-seminaristas y familiares compartieron bellísimos mensajes, postearon una bella colección de  fotografías, se recordaron de los hechos experimentados en la época de formación en el seminario, reanimaron la fe en Dios de la Vida, registraron agradecimientos a la Congregación del Santísimo Redentor, en la figura de sus formadores, dieron testimonios de sus actuaciones en la vida comunitaria dentro y fuera de la Iglesia, ratificaron su cariño por el carisma redentorista de San Alfonso.

Corresponde recordar que la intensa intercomunicación sorprendió a todos, dejando los corazones reanimados, como ocurrió con los Discípulos de Emaús al escuchar las palabras del Cristo Resucitado. La Iglesia reflexionó este pasaje del Evangelio, justamente el domingo, día 26 de abril, cuando el Encuentro de Sacramento se clausuraría. Al reunirnos durante esos tres días, no obstante de forma virtual, tuvimos innumerables oportunidades de: reanimar nuestra fe en Dios de la Vida; aumentar el coraje para la construcción del Reino de Dios; rememorar premisas del carisma redentorista; recordar que a solidaridad con las personas y la práctica de la caridad.

Soñamos que ex-seminaristas redentoristas de todo el mundo puedan realizar esos encuentros, para recordar y para reanimar el carisma redentorista, efectuando como laicos inclusive, trabajos y acciones en conjunto con los padres redentoristas, en este  desafío de llevar la copiosa redención a las personas, principalmente a los más pobres y abandonados.

Luiz Silvério Silva, Director Financiero de la UNESER.

Vicente de Paula Alves, Director Social de la UNESER.