Vamos hacer algo más… Dando un toque de espiritualidad

0
854

Bucaramanga, Piedecuesta, 02 de Febrero de 2013 en la Fiesta de la Presentación del Señor.

Tras un mes de una aventura nueva para nuestras vidas, se da por hecho que Dios quiere algo nuevo para nosotros. Han sido unos días de una grata integración y no solo de conocer y aprender sino de verificar a lo que queremos responder al Señor y ver lo que quiere de cada uno de nosotros. Acá en el noviciado de la Sub conferencia de A.L y el Caribe- URNALC, somos hombres de distintas culturas, de 11 países diferentes, de distintas y particulares experiencias de vida. ¿Pero qué con ello?- Queremos responder al llamado de Dios por medio de la Congregación del Santísimo Redentor y seguir así los ideales de Alfonso y compañeros… Ciertamente que sí,  con miedos e ilusiones hemos dado un paso más, aunque con nuestras limitaciones; con pocas experiencias o muchas, sé que el hará de nosotros algo nuevo; unos verdaderos Redentoristas; “Discípulos de Jesucristo, misioneros con San Alfonso” dando a conocer un nuevo rostro de Jesús…

Así pues, dentro de las características fundamentales del que hacer de los redentoristas y de los ideales a seguir está: La práctica de ese amor a Jesucristo, de su seguimiento fiel y sobre todo la constancia de lo que realmente queremos para nuestras vidas y la manera de darla a conocer a nuestros destinatarios desde cada una de nuestras actividades.

DSC_0102En estos días hemos aprendido a valorar toda nuestra riqueza como Congregación, a valorar el trabajo de los que nos han precedido con su ejemplo de vida y testimonio coherente al dar a conocer al Redentor. Al retomar esa rica experiencia de hacer algo más… Dando un poco de espiritualidad. Quiero dar a conocer, que todo se puede hacer cuando efectivamente hay una plena realización y adhesión al que te ha llamado; y esa espiritualidad te hace fuerte y consciente de que debes trabajar por la construcción del Reino de Dios; dónde y cómo te encuentres, dando pasos firmes de acuerdo al proyecto de Dios.

Ciertamente, no todo es color de rosa… El acostumbrarse a un trabajo y cuido es una verdadera disposición de mente, cuerpo y alma; el equilibrio sano del que hacer; del deporte, de tu formación, de la oración, de ir a las veradas, de las clases, en fin, de tus obligaciones personales y comunitarias.

Finalmente, agradezco al Señor esta hermosa oportunidad y única en la vida y del profundizar su amor y fidelidad para conmigo y mis hermanos, de la confianza que ha tenido en llamarnos para hacer de nosotros hombres nuevos, capaces de conocer y dar a conocer un nuevo Rostro del Redentor. Animó a todos, a estar abiertos a esta experiencia de Dios en nuestras vidas, no importando tu condición, tus deberes- Es el Señor que te llama y te ama, naturalmente te invita a realizar algo nuevo de ti para dar a conocer ese nuevo proyecto de Dios viviente.

Un saludo cariño de todos mis hermanos del noviciado, deseando para cada uno de ustedes paz y gozo en EL Redentor.

Muy cordialmente en Jesús, José, María y Alfonso.

Yury Alberto Cortez Hernández

 Novicio Redentorista

Provincia de América Central